7/5/16

Poema de Leonor Mauvecin


SON LAS ALAS  DEL VIENTO

Son las alas del viento, las que hablan
las que murmuran
como oscuras mariposas arañan mi piel 
pero yo la  perfumé con alcanfor y  eucaliptos
                                             para espantar los males.
Y para espantar los dolores, bebí  poleo, ruda y ajenjo
en medio de la noche.
He bebido la noche en medio del silencio
He bebido el silencio en medio de la soledad.

Pero el silbido del viento me recuerda:
-estás sola.
El silbido canta al oído una canción secreta:
-Eres mi hija- me dice. 
                  Y  yo, no lo quiero escuchar

© Leonor Mauvecin

6 comentarios:

Blogger Carlos Eduardo Satizabal Atehortua ha dicho...

Bello e intenso poema, femenino...

7 de mayo de 2016, 18:38  
Blogger Marcela Predieri ha dicho...

Maravilloso!!!!!
Altísima poeta

8 de mayo de 2016, 11:58  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Leer tu poema es escuchar una sinfonia, gracias por la belleza,




Silvia Loustau

8 de mayo de 2016, 18:26  
Blogger sacanueces ha dicho...

alucinante y trágico, me encantó!!! un beso enorme y gracias por compartirlo. francisco

8 de mayo de 2016, 20:50  
Anonymous MARIA LUISA MARQUEZ ha dicho...

QUE NO PUJE LA MESSQUINDAD, DEJALO VVOLAR CON CARIÑO MARIA LUISA MARQUEZ

19 de mayo de 2016, 19:43  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Leonor, que lindo poema...y esos paralelos entre el beber
"aguita de yerbas"(así decimos en Chile) y a la vez dar de beber al viento, beber la noche..me gustó mucho, es como un conjuro o un sahumerio para espantar la soledad.
Te cuento que estuve releyendo yu libro "La casa del amor y..." y me ha vuelto a encantar.
Un gran abrazo
Juany Rojas

30 de mayo de 2016, 16:57  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal