19/5/16

Poema de Sandra Pien


LLUVIA

Llovía como en Macondo
los tonos del vigor revitalizaban
fragmentos de surcos
de contornos en sombra de nubes
en las texturas y las formas de los besos.
Cuando habíamos terminado de atardecer
en las manos siguió latente
el fuego el bosque el manantial las laderas
el feliz momento del reflejo centelleante
sobre las descoloridas nervaduras
de las expandidas hojas
en la rosada humedad
del cielo pleno aún de golondrinas.


© Sandra Pien

4 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Bello poema! Gracias por compartirlo! Besos.
Tere Vaccaro.

19 de mayo de 2016, 18:43  
Blogger graciela noemí barbero ha dicho...

Me gusta ese juego de lluvia y amor sutil.
Un abrazo Graciela Barbero

19 de mayo de 2016, 21:57  
Anonymous María Marta Donnet ha dicho...

Bellísimo tu poema Sandra !!! Gracias! Un fuerte abrazo !!!

20 de mayo de 2016, 11:01  
Anonymous Anónimo ha dicho...


la sutileza del poema de amor junto al fenómeno natural lo hace muy interesante.
W.M.

22 de mayo de 2016, 14:38  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal