20/5/16

Poema de Patricia Corrales


En su nombre 

Como brote que se riega
con una sola gota de rocio
en los primeros inviernos, como peste
en campo de refugiado,
fui alejado de mi tierra y de mi sangre.
Rojo vierte mi herida después de tu castigo.
Cual fue mi error en este destino de sureño fuera de cualquier impronta europea,
cual sino injusto a mi inocencia?
No debías llevarte las células que fecundarían estos valles o estos ríos.
Mi hijo parió tanta tristeza con mi exilio
que tuve que sufrir sus ojos tristes
y callar mi bronca ante tu imperio.
Te prometo sobre su tumba,
volverán a ser arboles
volverán a florecer en el grito del águila
o en la boca de un pez, volverán en el viento, en la palabra escrita,
en un canto de plegaria como eco en su nombre , volverán
para tomar montañas y esteros,
tierra negada desconociendo la historia.
Te prometo que verás en cada gesto solidario su razón de ser, las alimañas
se esconderán por siempre
porque será por su memoria,
su memoria intacta


© Patricia Corrales

4 comentarios:

Anonymous betty badaui ha dicho...

Me conmovió, buen tema, buen poema
Abrazos
Betty

20 de mayo de 2016, 14:39  
Blogger Maju ha dicho...

Poema que trae a la conciencia tanta injusticia sufrida por la llegada de invasores, incapaces de reconocer las diferencias culturales y la "otredad".
Buen poem
Gracias, Patricia.
María julia Druille

20 de mayo de 2016, 16:52  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Poema profundo que moviliza y conduce a una toma de conciencia. Gracias Patricia por compartirlo. Cariño abrazado. Mary Acosta.

22 de mayo de 2016, 2:44  
Anonymous Anónimo ha dicho...


Esa visión del exiliado de su propio yo es un gran logro en este poema.
Felicitaciones
W.M.

22 de mayo de 2016, 14:19  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal