19/5/16

Poema de Gabriel Chávez Casazola


Memento mori

Ni el arco que contempló las pomposas victorias de César Marco Aurelio Antonino Augusto
ni aquél que casi fue rozado por la tiara del Papa Rey erguido en una cabalgadura
preciosamente enjaezada
ni ese otro que vio al Gran Corso desfilar con sus tropas en el cénit
de su tardío imperio decimonónico
y ni siquiera el pequeño seto de pino bajo el cual paseaba el Libertador,
hombre más bien menudo,
en la quinta de San Pedro Alejandrino,
cobijaron el mismo poder
que el arco que forma tu cintura
ni celebraron mejor
la frágil duración
de los reinos y el reino de este mundo
que la curvatura de tu espalda
cuando mi mano, en el alba, la atraviesa.


© Gabriel Chávez Casazola

4 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

impresionante la belleza, la delicadeza con que tratas el tema. una obra de arte tu poema, como la imagen. susana zazzetti

19 de mayo de 2016, 13:38  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Muy bueno este canto celebratorio al cuerpo amado. Mis felicitaciones!

Gustavo Silva

20 de mayo de 2016, 9:49  
Anonymous Milagros Rodríguez ha dicho...

Bellísimo tu poema y esa mirada!

20 de mayo de 2016, 11:32  
Blogger Leonor Mauvecin ha dicho...

Gabriel , qué precioso poema, profundo y mágico en ese viaje desde el pasado hasta la mano . Hermoso te felicito

4 de junio de 2016, 17:55  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal