20/5/16

Poema de Cecilia Glanzmann

   

PROFANANTE  VANO 

El hombre nace y anda, anda y profana,
     profana para nacer y para la muerte,
y el hombre sigue andando.
Es el elegido y el miserable.
El hombre es el que llega con el universo nuevo y entero
     -el agua canta y juega mientras fluye en llanto,
      el agua siempre llora el universo entero-.
El hombre es el que llega con la posibilidad de abrir
           / la puerta con la llave justa
     -el agua corre divertida y herrumbra el cerrojo
      el hombre no logra abrir la puerta
      todos lo miran
      todos esperan
      el agua tose las preguntas y sigue.
El hombre es el elegido y el miserable,
y se muere con el universo nuevo y entero
     -el agua sabe y ríe
      el agua ríe y sigue-.


© Cecilia Glanzmann

4 comentarios:

Blogger Maju ha dicho...

Poema que nos llena de preguntas como el misterio de la vida y la muerte, como el río de Heráclito y sus aguas que siempre pasan.
También el hombre que siempre profana: la naturaleza. la vida de otros seres más débiles.
Excelente poema, Cecilia.
Cariños.
Maju

20 de mayo de 2016, 22:01  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Querida Cecilia, un hermoso y profundo poema sobre la vida y la existencia humana. Besos! Amalia M.Abaria

23 de mayo de 2016, 10:05  
Anonymous Anónimo ha dicho...

David Sorbille dijo...
Magnífico poema, mujer de luz! Un abrazo

26 de mayo de 2016, 16:40  
Anonymous Anónimo ha dicho...



Gracias querida Maju, por lo que mi poema te ha dicho. Me siento muy interpretada. Abrazo grande.

Gracias querida Amalia, por tu hermoso comentario y tu calidez de siempre.

Cecilia

27 de mayo de 2016, 14:23  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal