19/4/16

Poema de Liliana Chavez



Picotea
levanta de a una las migas de pan
vuela
de la tapia a la soga
de la hamaca a la rama del algarrobo
baja
picotea
bebe agua del recipiente del perro
vuela
mira de un lado a otro
todo tan simple
tan maravilloso
Se necesita muy poco
para romper la oscuridad



© Liliana Chavez

12 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

son ellos, lily, los que a veces, como este maravilloso poema, nos descubren la vida. susana zazzetti.

19 de abril de 2016, 12:24  
Blogger Griselda Rulfo ha dicho...

tu ternura está entre estos versos amiga. Hermoso

19 de abril de 2016, 16:11  
Blogger Tony ha dicho...

Me encantó. Bella poesía, libre, alegre.Saludos. Antonio.

19 de abril de 2016, 20:40  
Anonymous Anónimo ha dicho...


Sí, se necesita muy poco.
A veces, un poema como éste.

Abrazo.

Alicia Márquez

20 de abril de 2016, 19:38  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Pero qué belleza; verdaderamente, se necesita poco para disfrutar la naturaleza cuando se mira con buenos ojos.
Un gran abrazo
Betty

21 de abril de 2016, 0:53  
Anonymous Anónimo ha dicho...


Lo simple es maravilloso, me ha sacudido el poema por eso precisamente. Y estamos tan en la vorágine que no nos detenemos a verlo.

Horacio

21 de abril de 2016, 9:48  
Blogger Mónica Angelino ha dicho...

Se necesita tan poco, amiga! Tan

Te quiero

Besossssss

21 de abril de 2016, 17:34  
Blogger sacanueces ha dicho...

delicioso!!! siempre me dejas sin palabras!!! un beso enorme, te quiero y disfruto mucho tus poemas... (cada vez son más largos, que pasa?) francisco

22 de abril de 2016, 12:36  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Qué lindo amiga querida!Hay luz en este poema, veo esa luz en tu patio y en ti.
Un abrazo
Juany Rojas

22 de abril de 2016, 21:28  
Blogger Anamaria Mayol ha dicho...

Qué bello Gracias Lili Precioso Abrazos inmansos

27 de abril de 2016, 14:01  
Blogger graciela noemí barbero ha dicho...

Tan simple y tan bello!
un abrazo
Graciela Barbero

29 de abril de 2016, 20:51  
Blogger Mariano ha dicho...

Hermoso poema, Liliana, con un final que aúna belleza y verdad. Es un gusto leerte.
Un gran cariño.

Mariano Shifman

30 de abril de 2016, 18:20  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal