17/4/16

Poema de Graciela Aráoz


La Torre

Camino hacia mi amante
me mira
desvío la impiedad
                            sigo
quisiera
que la memoria fuera
un laberinto
una última vez
aquel día en el altar y él
                               ¿dónde?

El barrio chino
               París, Londres
y un loco del amor hablando
dice:
“¿el olvido existe?”
Byron y Shakespeare lo miran

Mi amante allí
                       sigo

Mi ropa quedó en una maleta
el olvido
ese último rostro
aquella piel oscura
la última, la penúltima
inocencia.

Camino hacia mi amante

nos abrazamos
y el loco riéndose me dice:

“no hay nadie. Son tus brazos
                                          Y el aire”.


© Graciela Aráoz

6 comentarios:

Blogger norma ha dicho...

..y un loco del amor hablando dice "el olvido existe"...poema como una caricia tierna, casi de despedida. Sentido.

19 de abril de 2016, 16:58  
Blogger Tony ha dicho...

Duro y a la vez encantador poema. Felicitaciones. Antonio.

19 de abril de 2016, 20:42  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Querida amiga,conmueve tu poema, pues sugiere pérdida, soledad y anhelo de lo que ya no es.
Te mando un gran abrazo
Tu amiga
Juany Rojas

22 de abril de 2016, 21:31  
Blogger Marta Raquel Zabaleta ha dicho...

Muy calido en tristeza, muestra ese amor te ha engrandecido.Abrazos.Marta

25 de abril de 2016, 2:05  
Anonymous Anónimo ha dicho...

El olvido existe? Excelente poema Graciela¡Te abrazo¡¡
Sonia Rabinovich

26 de abril de 2016, 19:34  
Blogger Anamaria Mayol ha dicho...

Me gustó mucho el poema..y.. la última,la penúltima inocencia...Besos

27 de abril de 2016, 14:04  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal