1/3/16

Poema de Susana Zazzetti




           " voy hacia lo mejor que menos 
                                 conocí en mi vida: voy        
                                                     hacia mi cuerpo" 
                                    Héctor Viel Temperley


donde se quema la tarde 
entre un punto y otro 
anudan sus patas en las magnolias. 
se estiran cabeza abajo 
y me abrazan en cámara lenta. 
ofrecen plumas para abrigar 
el frío. 
quiero garras para enterrar fantasmas. 
hachas para romper las partes ya gastadas 
                                                    de mi cuerpo.



© Susana Zazzetti

21 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

precioso poema el tiempo vertiginoso va gastando el caparazon de nuestro cuerpo y duele y la memoria entierra fantasmas porque no quiere portar mochilas de culpas, liviana en el ultimo estrecho por transitar en la vida, quien sabe...excelente su poema

2 de marzo de 2016, 17:42  
Anonymous maria luisa márquez ha dicho...

bello poema de la tarde, un abrazo de María Luisa

2 de marzo de 2016, 20:57  
Blogger Elisabet Cincotta ha dicho...

Y ser de nuevo. Muy bueno.

Abrazo
Elisabet

3 de marzo de 2016, 18:24  
Blogger irene marks ha dicho...

Hola Susana: hermosa simbología la de tu poema,delicadas palabras que hablan de "plumas para abrigar el frío". Un querer quedarse, anudarse en "las magnolias", "enterrar fantasmas", con las "garras" de la vida. Lo disfruté mucho Irene Marks

4 de marzo de 2016, 16:28  
Anonymous maría marta donnet ha dicho...

"... hachas para la romper las partes ya gastadas..."

Estremcedor ! Me encantó !

5 de marzo de 2016, 20:25  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Querida amiga, bello poema que engarza la belleza del amparo que nos ofrece naturaleza, con la rebelión que suscita constata el paso del tiempo.
Un gran abrazo
Juany Rojas

5 de marzo de 2016, 22:03  
Blogger Vuelo de noche ha dicho...

con el cuerpo escribimos, pero se gasta, un hacha para cortar las partes inservibles, todo un conjuro para soportar el paso inexorable del tiempo. Bello poema entretejido con magnolias.
Abrazo Susana,
Marta Ortiz

6 de marzo de 2016, 16:02  
Blogger Rumen Limay ha dicho...

Bueno Susana, me gustó mucho. Vuela la idea con metáforas altas. Abrazo. Antonio Pourrere

6 de marzo de 2016, 18:07  
Blogger Gabriela ha dicho...

...quiero garras para enterrar fantasmas.. Profundo poema.gracias

6 de marzo de 2016, 23:23  
Blogger Leonor Mauvecin ha dicho...

Ser pájaro , ser insecto ser por sobre todo y buscar esos lugares del cobijo que nos permitan reencontrarnos con las partes de nosotros mismos ...ese es el mensaje que disfruté a través de tu bello poema . Un abrazo

7 de marzo de 2016, 21:16  
Blogger sacanueces ha dicho...

me dejaste sin palabras, como en el filo de un abismo empujándome!!! al leerlo, sentí el tremendo deseo de saltar a él!!! poemas!!! gracias por tanto y por compartirlo, francisco

7 de marzo de 2016, 23:35  
Anonymous Pauli ha dicho...

"quiero garras para enterrar fantasmas", verso lleno de misterio y sugestión.
Me encantó también la cita de Viel Temperley.

10 de marzo de 2016, 11:49  
Anonymous betty badaui ha dicho...

El paso de la vida abrigado en la plenitud de la naturaleza, belleza de poema que transmite emoción.
Un abrazo
Betty

11 de marzo de 2016, 14:46  
Blogger Liliana ha dicho...



Uh, para mirarse...para no dejar escapar tus palabras.

Lily Chavez

12 de marzo de 2016, 11:08  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Fuerte! las garras que fueron gastando tu cuerpo.
Abrazo
Alicia Borgogno

12 de marzo de 2016, 18:03  
Blogger Rosa Lía ha dicho...

Al final de la tarde surge la poesía para reencontrarnos.Abrazos
Rosa Lía

13 de marzo de 2016, 22:30  
Blogger Unknown ha dicho...

Hermoso poema!Lo gastado, lo fantasmal que no puede caer y el anhelo de algún corte que libere de ese frío. No es poco contar con plumas entre las magnolias y las letras.
Un abrazo!

Amalia Zacoutegui

16 de marzo de 2016, 18:30  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Una bella conjunción de imágenes sensoriales y profunda reflexión, Susana.
Como siempre, aplausos, bises y besos
María Rosa León

17 de marzo de 2016, 18:22  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Extraordinario poema desde el primer verso. El canto de la tarde.Las patas se convierten en garras y antes aparece lo más leve:las plumas. El vigor de las vibrantes acompaña una fuerza que no te abamdona. Besito grande Isabel Llorca Bosco

19 de marzo de 2016, 0:18  
Anonymous Anónimo ha dicho...

David Sorbille dijo...
Gran poema, Susana!! Te felicito. Un abrazo

25 de marzo de 2016, 23:31  
Blogger LIDIA CARRIZO ha dicho...

un poema bellísimo!... para disfrutarlo y releerlo muchas veces!...
esperanzador.... hermoso!
lidiacc.

26 de marzo de 2016, 19:54  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal