27/2/16

Poema de Miguel Oyarzábal


EL FONDO DE LA NOCHE 

Cómo no navegar hasta el fondo de la noche
playa de acantilados ambiguos
y mareas de límites dudosos
donde los relojes se detienen
o así de simple, ya no importan.
Cómo no dejarme ser, al garete,
cuando es el horizonte preciso
para igualar los sueños de los chicos de la calle
con los sueños de todos los chicos.
Cómo no recalar en la hondura de la madrugada
si la habitan el asma de las prostitutas y la verdadera poesía
porque se puede hacer el amor
o escribir por oficio,
pero cuando está a punto de descolgarse el alba
y mientras ellas:
las putas, las palabras,
desesperadas,
arañan los sueños que no alcanzan.
La sangre desborda el costado izquierdo del alma,
y hecha poema,
dice al hombre que le duele.


© Miguel Oyarzábal

7 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...


Como siempre, Miguel, es un absoluto placer leer tus poemas.

Un abrazo.

Alicia Márquez

27 de febrero de 2016, 20:28  
Blogger Liliana ha dicho...


Coincido con Alicia, siempre te digo del placer que significa leer tus poemas.

Lily Chavez

27 de febrero de 2016, 21:02  
Anonymous Anónimo ha dicho...

bello poema
"la sangre desborda el costado izquiero del alma..."

gracias

norma starke

28 de febrero de 2016, 0:38  
Anonymous Anónimo ha dicho...

EXCELENTE POEMA Abzo, Paolantonio

28 de febrero de 2016, 16:16  
Anonymous Anónimo ha dicho...

un gusto leerbuena poesía.
Saludos
Anahí Duzevich Bezoz

28 de febrero de 2016, 19:38  
Blogger irene marks ha dicho...

Hola: la simbología de este poema, sus imágenes, ("la sangre desborda el costado izquierdo del alma")son sublimes y verdadera sustancia de poesía. Lo sentí mucho Irene Marks

3 de marzo de 2016, 10:50  
Anonymous cristina briante ha dicho...

Leer a Miguel es escucharlo en su propia voz. Maravilla. Cristina Briante

26 de marzo de 2016, 16:38  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal