27/2/16

Poema de Amalia Mercedes Abaria


EL INOCENTE 

Y en el ensueño
ya no lucha
las piedras
una  por una
le golpean la espalda.

Los otros miran
gozosamente
murmurando sobre mortajas
y epitafios.

Ahora el inocente
recuerda aquel día
cuando su madre,
o un Ángel?
besaron sus manos.

Inertes  buscarán
nuevamente la plena luz
antes de llegar a esta tierra,
a este polvo, a esta nada.


                © Amalia M. Abaria

2 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Muchísimas gracias Gustavo por la publicación de este poema que figura en mi libro "El Musgo y la Calma" un abrazo!

28 de febrero de 2016, 6:28  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Un poema completo donde las pocas palabras exaltan la sensibilidad, gracias por compartirlo.
Un abrazo
Betty

29 de febrero de 2016, 17:31  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal