27/3/16

Poema de Oscar Perdigón


Por momentos
tengo esta conmoción extraña  de júbilo
nada me es ajeno
el mundo, las horas, los meses, los años
y la distancia
me pueden enajenar
al punto de estar distante
sin embargo/ cuando te acercás
me invade esta sensación de lo eterno
creí que eras un ángel.


© Oscar Perdigón

2 comentarios:

Blogger Adriana ha dicho...

El enamoramiento nos permite percibir lo eterno. Me gustó mucho. Un abrazo. Adriana Maggio

31 de marzo de 2016, 9:45  
Anonymous Anónimo ha dicho...



Bellísimo. Absolutamente.

Un abrazo.

Alicia Márquez

31 de marzo de 2016, 10:39  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal