25/3/16

Poema de Aníbal Silvero


En algún lugar, ella sonríe
mientras la otra llora en una esquina
La alegría de sus ojos
son la tristeza de otros párpados
El péndulo juega imparcial
su mecánica celeste
mientras una goza de suspiros,
la otra gime de suplicios
Cada una en el extremo
ignoran la antítesis, el dilema, el contraste
del equilibrio universal
de los polos opuestos
Ignoran, de aquel dios invisible
que al mismo tiempo gratifica y escarmienta.


© Aníbal Silvero

4 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Interesante, da a múltiples interpretaciones esa antítesis. Abrazo

Romina R Silva

26 de marzo de 2016, 16:16  
Blogger Teresa Gerez ha dicho...

Muy bien pintado el contraste entre las dos, cada una en su polo, ignorantes "de aquel dios invisible". Genial.

26 de marzo de 2016, 20:01  
Blogger Liliana ha dicho...

Hermosa ambigüedad.

27 de marzo de 2016, 19:40  
Blogger sacanueces ha dicho...

me gusta lo abierto del poema y el poema! gracias por compartirlo, francisco

28 de marzo de 2016, 12:02  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal