25/3/16

Poema de Amalia Mercedes Abaria


ATARDECER EN LA CUMBRE

Antes de la disolución
los pájaros funerales
muerden los últimos
restos de la luz.

Destellos bruscos
en sus ojos voraces
como  hojas que tiemblan.

Pero yo sólo miro.
Y espero.

El  hombre sentado  enfrente
también   espera.
Quiere ver más allá
de  los cerros,
el último fuego hacia el naranja
no el  triste agobio de sus piernas.

Y esta sustancia  en cauce a  lo nocturno
tan cercano ahora.

No hay viento.
y los árboles, las casas, los límites
de los cuerpos, nuestros recuerdos,
todo se disipa.

El presente cae desde la antorcha oscura.

Y el hombre busca, arriba,
el primer ojo brillante de la noche.


 © Amalia M. Abaria

4 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Muchas gracias Gustavo, por haberme publicado este poema!!! Abrazo. .Amalia.

25 de marzo de 2016, 12:58  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Amalia, excepcional trabajo "con cauce" al anochechecer y al brillo. Un beso grande Isabel Llorca Bosco

26 de marzo de 2016, 13:13  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Al leer tu poema, dan ganas de pintar.
Me gustó mucho
Saludos
Anahí Duzevich Bezoz

28 de marzo de 2016, 13:57  
Anonymous Beatriz Minichillo ha dicho...

Un paisaje dibujado con olores y sonidos. Bella imagen

2 de abril de 2016, 18:11  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal