26/3/16

Poema de Norma Starke


Después de los días 

con las alas mojadas
y temblores de hojas del viento sur
vienen los días después
quiebra la rama en agujas y espinas
cuenco vacío pide agua  fuego
pide cenizas pide carbón  pide leña
humo en la maraña / intención de despedida
si entonces ahora / ahora  desierto
el vacío del agua / el infinito intocable
el trozo del viento
una / solo dos estrellas en la noche amarga
levedad de crepúsculo
la leve intensidad del crepúsculo
el pino  de la puerta / el del fondo de la casa
se secan
el yo se distancia / el nosotros acerca
elevo mi rezo
el rosal de la entrada algún pimpollo
y las hormigas que mi madre pisa sentadita tomando  sol


© Norma Starke

12 comentarios:

Anonymous betty badaui ha dicho...

Me llegó todo el poema, y muy especialmente la ternura del final.
Un abrazo
Betty

26 de marzo de 2016, 23:14  
Blogger José María Pallaoro ha dicho...

Muy lindas las dos últimas líneas.
Gracias, Norma!

27 de marzo de 2016, 11:24  
Anonymous Anónimo ha dicho...



Poema maravilloso, Norma.
"vienen los días después" Bello, bello, lo sentí entre mi pelo.

Beso.

Alicia Márquez

27 de marzo de 2016, 18:52  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Qué queda después de los días, el yo poético responde: la memoria, la evocación, un cuenco vacío, un crepúsculo leve. Bellísimo poema. Felicitaciones Norma.

Vilma Sastre

27 de marzo de 2016, 21:33  
Anonymous Anónimo ha dicho...

imágenes plenas. felicitaciones.
Anahí Duzevich Bezoz

28 de marzo de 2016, 13:51  
Blogger maria montserrat Bertran ha dicho...

Hermoso paisaje poético Norma...
Me encanta tu escritura,

Abrazo grande
Montse

28 de marzo de 2016, 21:03  
Anonymous Anónimo ha dicho...

"y las hormigas que mi madre pisa sentadita tomando sol" el diminutivo es ternura
hermoso poema
flora

29 de marzo de 2016, 12:36  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Todo el poema es entraña y sentimiento Norma, bellísimo! María Cristina Di Lernia

29 de marzo de 2016, 22:51  
Anonymous Anónimo ha dicho...

gracias a todos por la lectura

norma

30 de marzo de 2016, 11:03  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Muy hermoso poema, muy bien trabajado con sus pronombres y su diminutivo, por dar algún ejemplo. Un beso
Isabel Llorca Bosco

30 de marzo de 2016, 12:03  
Blogger Inés Legarreta ha dicho...

En el final, la imagen de la madre "sentadita" pisando hormigas (muy buen uso del diminutivo) condensa cierta enumeración casi surrealista. Abrazo, Inés Legarreta

31 de marzo de 2016, 9:04  
Anonymous cristina briante ha dicho...

Me gusta lo que dice y el cómo lo dice. Tierno y emociona. Felicitaciones!!!
Cristina Briante

2 de abril de 2016, 22:06  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal