27/12/15

Poema de Paulina Aliaga


Salitre

La sal la sangre el erotismo y las mentiras
están en todas partes
en el desayuno y en el hospital.
Cuando llego a alguna sustancia
y siento que sé
que me sé
una certeza
que mece
mi cuna 
es un lugar común
y vuelvo al principio
a la pregunta de por qué en el hospital se dice
- “está la muerte”
y en las camas ajenas sin amor está la
vida.
El juego de velar y fustigar los cuerpos
por la felicidad atrapa moscas en celo.
Pero no voy a hablar de lo que no sé.
Por eso digo lugares
comunes
y me toco
para despertar.


© Paulina Aliaga

1 comentarios:

Anonymous Pauli ha dicho...

Muy buen poema, tocaya. Feliz año nuevo.

2 de enero de 2016, 12:37  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal