25/12/15

Poema de Paulina Vinderman


La astucia de la luna carga mi bolso
lleno de culpas antes de dormir.
Le cuento mis dolores desde el balcón
y su luz, absorta, me acuna en el concreto.

(ése es un viaje que no haré, el lenguaje se está
llenando de "no", qué hacer con tanta muerte.)

Ella es mi última ciudad,
la más hermosa, la de mayor poder:
el bastión inconquistable y a la vez la cuerda
que me ata a las mareas de la vida (oh, Sylvia).

Nunca pisaré el Mar de la Tranquilidad.

Pero si muero antes de despertar,
sobre mi piel habrá una tersura armónica,
en paz con el silencio
y mis pies no volverán a temer por los zapatos. 



© Paulina Vinderman

5 comentarios:

Blogger Ignacio Giancaspro ha dicho...

Un poema elocuente además de bellisimo donde
se desilvana todo el acontecer de una vida y una estrofa final de gran calidad atística

Felíz Año Paulina

Ignacio

25 de diciembre de 2015, 12:48  
Anonymous susana szwarc ha dicho...

Paulina, qué bueno de las comodidades del "después" , no se temerá ni apretarán los zapatos. besos

25 de diciembre de 2015, 22:26  
Anonymous Anónimo ha dicho...

mis pies no volverán a temer por los zapatos. maravilloso.
Que bueno leerte!
Mariana Vacs

26 de diciembre de 2015, 0:02  
Blogger Liliana ha dicho...

Hermoso poema, mi admirada Paulina. Felices Fiestas y bienestar y salud para el 2016

Lily Chavez

26 de diciembre de 2015, 20:19  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Bello poema junto a la imagen de libertad!
Abrazo a ambos.
Tere. Vaccaro.

31 de diciembre de 2015, 11:52  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal