8/11/15

Poema de Silvia Loustau


EXTRAVÍOS 

El tiempo te descuartiza frente a mi sombra
cuando el agua de tu muerte
se estanca en la pupila de mis venas
y un montón de hojas podridas
saturan la tristeza de mi sangre.

Y en una casa extraviada en algún sueño
los helechos soplan una llovizna silenciosa sobre tu vida,
a veces allí te encuentro
y te entrego las alas de un árbol,
para que mojes el cirio
que derrama su crepúsculo hostil entre tus manos.

Pero también existe un reloj de enfermas primaveras,
una costra de atardeceres en un océano lejano,
un cuerpo desnudo tatuado de eternidades
y la cáscara de un beso
donde se empozan las despedidas.




© Silvia Loustau

7 comentarios:

Blogger José María Pallaoro ha dicho...

un reloj de enfermas primaveras,

y nosotros al sol, solos, casi muertos

beso grande querida silvia, y que en mar del plata no todo sea oscuridad,

jm

9 de noviembre de 2015, 10:49  
Anonymous jorgepablomoreno. ha dicho...

Bellisisimo. Un poema que al leerlo, nunca quieres que acabes.

10 de noviembre de 2015, 5:28  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Jose Maria Y Jorge gracias por la apreciación del poema, un abrazo a los dos

Silvia

10 de noviembre de 2015, 20:19  
Blogger sacanueces ha dicho...

me gustó mucho!!! es una hermoso poema, duro poema, casi trágico... como las poesías malditas!!! bellísimo. gracias por compartirlo, francisco

13 de noviembre de 2015, 12:39  
Blogger Marta Raquel Zabaleta ha dicho...

Muy bueno, Silvia, un abarzo.

13 de noviembre de 2015, 18:51  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Gracias Sacanueces y Marta por los comentarios,

Silvia

16 de noviembre de 2015, 9:36  
Blogger mariel monente ha dicho...

Bellísimo Silvia!

20 de noviembre de 2015, 2:04  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal