6/11/15

Poema de Luis Raúl Calvo

  
Rotos

Rotos
Los gitanos escupen
en tierras ajenas
Han dejado un sudario
de ángeles y cuervos
y a la niña virgen
lavando sus culpas
Rotos
El hollín mezclado
en la serpiente
se impregna
de chusmas
que blasfeman
Nadie está exento
de escuchar
lo inconfesable
Rotos
La ruptura del himen
nunca fue lo prohibido
lo saben aquellos
que amaron en el espanto
Rotos
Sólo el hueso del cráneo
Sólo eso



© Luis Raúl Calvo

7 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Luis
Un poema de profundo dramatismo, oscura pasión, propia del gitano.
Supiste dar algunas claves de su vida, tan lejana a la nuestra y lo hiciste poniendo de vos toda la comprensión y todo tu talento de poeta.
Gracias por este maravilloso cuadro, digno de un pintor perceptivo.
Susana Giraudo

6 de noviembre de 2015, 15:38  
Blogger graciela noemí barbero ha dicho...

Excelente retrato de una cultura diferente.
Un abrazo
Graciela N Barbero

6 de noviembre de 2015, 20:20  
Blogger Ignacio Giancaspro ha dicho...

sorprendente y dramático poema con flechas que iluminan no solo a los gitanos
Excelentes imágines
Ignacio

7 de noviembre de 2015, 17:35  
Anonymous Anónimo ha dicho...

La poesía sabe desenterrar lo inmutable debajo del tráfago de los días, y brillar, aunque sea sombríamente.

Claudio Simiz


9 de noviembre de 2015, 16:28  
Anonymous Elena Cabrejas ha dicho...


QUERIDO LUIS: QUE FUERZA TIENE TU POEMA, "NADIE ESTÁ
EXENTO/DE ESCUCHAR/LO ICONFESABLE/" SE PARECE A UNA SENTENCIA, ¿NO? ME ENCANTÓ LEERTE.

ELENA CABREIAS
11 de Noviembre de 2015, 20 hs

































11 de noviembre de 2015, 20:03  
Blogger Luis Raúl Calvo ha dicho...

Querido Gustavo gracias como siempre por tu habitual generosidad en difundir mi poesía y a los amig@s que escribieron decirles que sus palabras me han conmovido y mucho porque implica que he podido transmitirles algo, muy agradecido a tod@s, Luis.

13 de noviembre de 2015, 0:12  
Anonymous Anónimo ha dicho...

tremendo! me encantó. y toda una sorpresa escucharte cantar en Monserrat. ana guillot

28 de noviembre de 2015, 17:58  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal