26/11/15

Poema de Natalia Litvinova


Pintor

El vestido blanco revelaba su figura.
Ella bailaba y tocaba la flauta.
Él intentó acercarse para desnudarla.
Pero el roce la hizo retroceder.
Abrió sus acuarelas y dirigió el pincel hacia su vestido.
Ella accedió. Se quedó quieta y acompañó cada trazo
con un sonido de flauta.
Los cambios de color merecieron notas más agudas.
Los trazos prolongados, notas más graves.
Cuando el pintor la vio complacida
dio por terminado su trabajo.
Acercó lentamente sus manos y le sacó el vestido
para llegar al lienzo.


© Natalia Litvinova

5 comentarios:

Blogger Natalia Litvinova ha dicho...

Gracias Gustavo! Cariños.
N.

26 de noviembre de 2015, 21:02  
Blogger Liliana ha dicho...

Qué lindo poema Nati y diferente (para mí) a los poemas que soles escribir. Muy buen final, me encantó. Un abrazo

Lily Chavez

27 de noviembre de 2015, 11:36  
Anonymous Anónimo ha dicho...

qué final!! me encantó. ana guillot

28 de noviembre de 2015, 18:12  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Sí, maravilloso, sensualidad pintada! Me encantó. ISabel Krisch

29 de noviembre de 2015, 18:30  
Blogger ESTEBAN CHARPENTIER ha dicho...

Hermosas imágenes Natalia!

15 de diciembre de 2015, 13:17  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal