4/11/15

Poema de Marta Comelli


OTROS ESPACIOS

Retraigo.
Acomodo alas.
No vuelo pero el borde está.
Demasiado cerca.
Busco vientos de seda que ululen las sedas.
Soplo las astillas de la casa de arenas.
Soplo,
y brotan semillas del jazmín de lluvia.
No llueve,
pero retuerce mi memoria el aroma,
floreciendo antiguos tiempos. Aliviana.
Y demasiado cerca
no demasiado lejos
del borde oculto que remolina el viento,
vuelvo.
Vuelvo en ovillo
y me ovillo
me retraigo.
‘’Al rincón’’, me insisto enojada. Culpándome.
Dibujo un gesto que colme el silencio.
El puro silencio.
Ovillada.



© Marta Comelli

3 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

vuelvo, marta. y releo tu poema tan ovillo y tan viento, que me acerca ( no me aleja) hacia tu espíritu creativo de estilo categórico, delicado. abracito. susana zazzetti.

4 de noviembre de 2015, 15:47  
Anonymous jorgepablomoreno. ha dicho...

Ovillo y viento, ternura etérea. Enhorabuena.

5 de noviembre de 2015, 7:28  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Bellas imágenes, llegan una tras otra seduciendo al lector por reales y emotivas.
Un abrazo
Betty

7 de noviembre de 2015, 22:10  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal