3/11/15

Poema de Rubén Vedovaldi


EL NOMBRE DE LA COSA 

la cosa es para sí 
no representa nada 
no significa a nadie 
hasta que viene el hombre 
la palabra pensante, 
el símbolo y la historia 
y vuelven rey al sol 
y sol al rey 

un gorro unas cadenas que se rompen 
ya son la libertad 
una mano que estrecha otra mano 
son la fraternidad 
laureles son la gloria 
una espada es la punta de la brújula 

la cosa nada dice 
nada escucha ni piensa 
sustantivo común 
cosa que el hombre nombra 
pero que para sí no tiene nombre 
ni memoria ni voz 

un pañuelo es apenas un pañuelo 
hasta que faltan hijos
 y madres salen jueves a la ronda 
y el pañuelo pregunta 
lo que estaba prohibido nombrar o preguntar 

bicicleta es apenas bicicleta 
pero muere Lepratti 
y bicicleta crece hasta metáfora 

una boina una gorra 
son cosas, nada más, 
pero hay boinas y boinas 
una cosa es la estrella en la frente del che 
y otra los boinas verdes 

una gorra es apenas una gorra 
y julio jorge lópez deja de aparecer 
y la gorra se vuelve metáfora infinita 
por todas partes pintada en las calles 
en los muros remeras 
la metáfora abierta pregunta por el hombre 

una cosa es la cosa 
cualquier cosa en el mundo 
y otra cosa es la sangre del hombre en la palabra 
el signo que no calla 
desde la hache muda de la palabra Historia 
porque la historia mueve sus cadenas 
y actualiza su sangre o su balanza ciega 

porque la historia no es 
cosa o palabra




© Rubén Vedovaldi

6 comentarios:

Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...


El nombre de la historia no admite simbolismos, es tan real y cierta como la palabra escrita. Gran disertación.

3 de noviembre de 2015, 12:19  
Anonymous Anónimo ha dicho...

me dejás sin palabras, rubén. preciso, profundo, real. y uno nunca se da cuenta de ésto, HASTA QUE AFLORA UN POETA Y LO DICE. ASÍ. ROTUNDAMENTE. GRACIAS. susana zazzetti.

3 de noviembre de 2015, 12:48  
Anonymous Mariasilvia ha dicho...

"...la sangre del hombre en la palabra".
Nunca la simbólica fue tan poéticamente dicha. Hermoso.

3 de noviembre de 2015, 19:35  
Blogger Mónica Angelino ha dicho...

Qué poema, profundo,y no menos, la manera de decir!!

Besossssss

4 de noviembre de 2015, 12:06  
Blogger Elena Cabrejas ha dicho...


RUBÉN. HERMOSO LO QUE DECÍS Y CÓMO LO DECÍS.

!"PORQUE LA HISTORIA MUEVE SUS CADENAS"

! TE FELICITO!!!!

ELENA CABFREJAS - 5 de noviembre de 2015 - 12:30

5 de noviembre de 2015, 12:36  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Un poema fuerte que azuza hasta llegar a una encrucijada semántica. Me gustó, Rubén.
susana rozas

8 de noviembre de 2015, 18:26  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal