3/11/15

Poema de Antonio Cristóbal Pourrere



EL  FARO 

Ese mar que ahora rompe en los acantilados
resbalando su oleaje entre sales y espuma.
                            
La inmensidad del cielo
conjugada en la linea final del horizonte.
Azul mar y celestes mezclados en la espera. 

El faro está conmigo en lo alto del silencio,
                                      penitente y secreto.
Su luz, tibia cadencia, ha comenzado ahora.
Serpentea en el viento y anida en las gaviotas
que guarecen su vuelo dentro de las rendijas.


La mujer que recuerdo brilla en mi pensamiento.
Mis retinas de arena la recobran de antaño,
                                   es que ella era el faro,
y la cresta espumosa, y la alegría y el canto.


Van abriéndose estrellas dentro del firmamento,
tal vez alguien me observe,
               ... devuelvo la mirada por si acaso.


Siempre hallé soledad en la distancia
                                     mas no cruzó el olvido.


© Antonio Cristóbal Pourrere

7 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

"devuelvo la mirada por si acaso" ¡ qué hermosura! sostiene al poema de por sí muy intenso. susana zazzetti.

3 de noviembre de 2015, 12:52  
Anonymous Mariasilvia ha dicho...

Me devolvió aquel faro sureño de mi infancia rionegrina. Gracias.

3 de noviembre de 2015, 19:42  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Bella descripción de lugar, tiempo y los recuerdos vivos. Hermoso poema.

4 de noviembre de 2015, 15:20  
Blogger ALICIA CORA ha dicho...

..."El faro está conmigo en lo alto del silencio"... Este poema es muy hermoso y su reclamo de amor nos emociona. Beso de Alicia.

5 de noviembre de 2015, 10:09  
Blogger LIDIA CARRIZO ha dicho...

UN POEMA LLENO DE MAGIA DONDE EL OLVIDO NO SE ENCUENTRA Y EL RECUERDO TAN VIVO POR LO BELLO ANDADO.
HABER DEJADO LA ESPERANZA COMO NEXO... POR SI ACASO!HERMOSO/ LIDIACC.

7 de noviembre de 2015, 18:36  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Se complementan el recuerdo de la mujer con la luz del faro, hermoso poema, la ilustración acompaña muy bien no sólo por el faro sino por todo el sentido de las palabras que iluminan la evocación.
Un abrazo
Betty

7 de noviembre de 2015, 21:41  
Blogger ALICIA CORA ha dicho...

El mar como eterno referente y el faro dando su luz para poder leerte mejor. Me encantó, beso Alicia.

26 de noviembre de 2015, 10:45  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal