1/11/15

Poema de Susana Zazzetti



de repente
sin hacer ruido
un tiempo se llevó
manzanas tizas trenzas.
cuerpo ardido a la tarde.
todo trepando ahora en caída.
inútil preguntar por qué.
me quedé sentada en el umbral
a contar los adoquines.
a mirar mis zapatillas 34 rojas.
solas en el piso
como una lágrima de cuarzo
tragada
por la tierra.


© Susana Zazzetti

30 comentarios:

Blogger Marta Raquel Zabaleta ha dicho...

Perfecto poema, en su estructura,profundidad y ssetdo, que dan forma a su hemrosura. Abrazos, Marta

1 de noviembre de 2015, 12:08  
Anonymous Milagros Rodríguez ha dicho...

Susana como siempre tu hermosa poesía me toca el corazón

1 de noviembre de 2015, 20:19  
Blogger graciela noemí barbero ha dicho...

Un tiempo que se fue sin darnos cuenta,siempre vivo en nosotros.
Excelente
Abrazo. Graciela N Barbero

1 de noviembre de 2015, 20:38  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Me encantó.
La vida y el crecimiento nos encuentra así, mirando las zapatillas y sin saber qué hacer.

Un abrazo,

Alicia Márquez

1 de noviembre de 2015, 22:02  
Blogger Adriana ha dicho...

Hermoso texto, nostálgico y lleno de ternura. El sentimiento del paso del tiempo, con las pérdidas que conlleva está bellamente dicho.
Un abrazo. Adriana Maggio

2 de noviembre de 2015, 9:53  
Blogger Liliana ha dicho...


Hermosísimooooooooo, esa imagen de las zapatillas rojas solas en el piso ...hermoso

Lily Chavez

2 de noviembre de 2015, 10:51  
Blogger sacanueces ha dicho...

alucinante y bello!!! gracias por compartirte! francisco

2 de noviembre de 2015, 10:57  
Blogger Isabel ha dicho...

"No es hermoso' dije yo. Sí, es lindo",dijo Agui, que es muy exigente. Me gusta en su totralidad, pero sobresale el verso "todo trepando ahora en caída". Un guerte abrazo. Isabel

2 de noviembre de 2015, 13:33  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Qué bello Susana...
Veo "tus zapatillas rojas..., y sin hacer ruido"...festejo tu poema,

Un abrazo!
Montse Bertrán

2 de noviembre de 2015, 20:26  
Anonymous jorgepablomoreno. ha dicho...

Bellisímo tu poema Susana. Enhorabuena.

3 de noviembre de 2015, 5:54  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Cuanto dolor, es grandioso.

3 de noviembre de 2015, 13:38  
Anonymous Mariasilvia ha dicho...

¿Cómo se dice la melancolía? Así, como lo dice Susana...

3 de noviembre de 2015, 21:06  
Blogger Rumen Limay ha dicho...

Susana que hermoso poema. Gracias por compartirlo. Abrazo. Antonio Pourrere

4 de noviembre de 2015, 0:00  
Blogger mariel monente ha dicho...

precioso!

4 de noviembre de 2015, 0:35  
Blogger Mónica Angelino ha dicho...

Tus zapatillas serían 34, amiga. Yo te doy un 100 por tan grato nostálgico poema!

Besosssss

4 de noviembre de 2015, 12:27  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Wow...

Me gustó más que mucho.

abrazote.

Cynthia Rascovsky.

5 de noviembre de 2015, 13:36  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Siempre tu melancólico recuerdo, tu permanente registro de cada gesto en cada tiempo, nos ofrece poemas como este, que te muestran niña, como lo sos aún. es una vulgaridad decirlo, pero desdichado el deja que el niño se vaya de su adentro.
Gracias Susy
Es precioso.
Susana Giraudo

5 de noviembre de 2015, 16:09  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Qué excelente manera de decirlo, me enternecen esas zapatillas corredoras de vida, de recuerdos...
Un abrazo
Betty

7 de noviembre de 2015, 21:35  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Un soplo el poema!
Me encantó!

Besos. Tere Vaccaro.

7 de noviembre de 2015, 23:35  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Tiempo que se evapora, pero está en un rincón del corazón , un cariño de Maria Luisa Márquez

8 de noviembre de 2015, 17:56  
Anonymous Pauli ha dicho...

Bello poema, lleno de nostalgia.

9 de noviembre de 2015, 13:15  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Un cuadro de la niñez tan pleno de nostalgia, gracias por este poema, un abrazo,

Silvia Loustau

10 de noviembre de 2015, 9:21  
Blogger Clelia Bercovich ha dicho...

bien estructurado, bien armado, contundente e impactante, las zapatillas rojas pegan fuerte, como ilusión, como algo bello y a su vez, perdido, una pérdida singular que genera una fuerte identificación.
Un poema que se destaca.

10 de noviembre de 2015, 13:46  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Encontraste el camino del estilo propio, el que te distingue y aunque no lleve tu firma , cualquiera te adivinaría entre los versos, con ese toque entre dramático y tierno
que solo vos sabés llevar.
Susana Giraudo

13 de noviembre de 2015, 0:51  
Blogger Rolando Revagliatti ha dicho...

Sobresale, como dice Isabel, el verso "todo trepando ahora en caída".
Todo yo afín a tu poema, Susana, te mando un abrazo.


Rolando
*

13 de noviembre de 2015, 12:28  
Blogger sacanueces ha dicho...

no sé, no sé... me conmovió mucho... una belleza!!! gracias por compartirlo, un beso enorme, francisco

13 de noviembre de 2015, 12:32  
Blogger sacanueces ha dicho...

cada vez que lo leo más y más me conmueve, como lo dije antes. francisco

13 de noviembre de 2015, 12:34  
Anonymous Anónimo ha dicho...

...todo trepando ahora en caída.... qué belleza, Susy querida!! Orgullosa de ser tu compañera de los Urondos... bellísimo poema, amiga!! Fabiana León

22 de noviembre de 2015, 0:17  
Anonymous Anónimo ha dicho...

BELLO DELICADO GRACIL NOSTALGIOSO BELLO (SÍ) paolantonio

22 de noviembre de 2015, 14:31  
Anonymous Anónimo ha dicho...

David Sorbille dijo...
Magnífico poema! Un abrazo

29 de noviembre de 2015, 19:35  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal