3/11/15

Texto de Sonia Quevedo



BLUES  Y JAZZ. 

Carga la noche los poros dilatados en busca de caricias y horadan los ojos voluminosas formas exhalando suspiros. 
Blues y jazz trompetas y clarinetes el hombre ensimismado escucha cuando… diástole y sístole marcan camino al hacer su entrada. 
En medio de la noche y la  danza, el baterista entrega sostenidos solos largos ofrendando sus ojos, en el marco azul del rostro que la penumbra abraza. 



© Sonia Quevedo

6 comentarios:

Blogger Mónica Angelino ha dicho...

Y tu poema tiene el ritmo de cada instrumento y la poesía baila!

Besossss

4 de noviembre de 2015, 12:08  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Gracias Mónica.

4 de noviembre de 2015, 15:12  
Blogger Isabel ha dicho...


De días de sufrimiento y canto, sale esta música con la que se pone la vida. Asombrosa descripción final, Sonia. Un beso grande Isabel Llorca Bosco

4 de noviembre de 2015, 21:29  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

¡Graaacias! Isabel.

6 de noviembre de 2015, 12:13  
Blogger Rumen Limay ha dicho...

Buen poema Sonia. Me gusta como está descripto el tema. Saludos. Antonio Pourrere

19 de noviembre de 2015, 17:01  
Blogger sacanueces ha dicho...

bucear en la sustancia mientras sucede es un privilegio de muy pocos y se siente que lo has tenido al escribir este bello poema!!! gracias por compartirlo, francisco

21 de noviembre de 2015, 20:45  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal