21/11/15

Poema de Elena Cabrejas



No nombres. No señales.
No levantes la voz. No llames la atención.
Avanza como un ciego descalzo en una plaza desierta
los guijarros lo hieren
         sangra
                        pero no lo sabe.


© Elena Cabrejas

9 comentarios:

Blogger Ricardo Juan Benítez ha dicho...

Elena, tu oema me hizo recordar cierta escena de "La vida es bella", donde el padre le enseña al hijo a pasar desapercibido, en ser "invisible" para su verdugos. En cierta forma hablas de un tema similar... ese sangrar sin saberlo.

21 de noviembre de 2015, 14:25  
Blogger Teresa Gerez ha dicho...

¡qué fuerza tiene tu poema! Y al mismo tiempo tan sutil en su silencio de "ciego descalzo en una plaza desierta". Abrazo

21 de noviembre de 2015, 15:43  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Breve y contundente, muy bueno, Elena.
Un abrazo
Betty

21 de noviembre de 2015, 15:52  
Blogger Inés Legarreta ha dicho...

Lugar de educación para un anónimo. Pocas palabras para expresarlo tan bien. Abrazo, Inés

21 de noviembre de 2015, 16:01  
Anonymous Anónimo ha dicho...

EXCELENTE!

21 de noviembre de 2015, 18:16  
Blogger graciela noemí barbero ha dicho...

Breve y muy fuerte. Pasar por la vida en ciertas circunstancias sin ser visto.
Abrazo
Graciela N Barbero

21 de noviembre de 2015, 20:23  
Blogger Liliana ha dicho...

La invisibilidad es un arma de doble filo.

24 de noviembre de 2015, 4:58  
Blogger Elena Cabrejas ha dicho...

Queridos Poetas, les agradezco sus hermosos comentarios sobe mi poema. Me hacen mucho bien.
Les envío bsssssssss
Elena

25 de noviembre de 2015, 18:53  
Blogger Griselda Rulfo ha dicho...

Intenso poema, de gran profundidad.

27 de noviembre de 2015, 12:07  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal