21/11/15

Poema de Inés Legarreta



En un territorio áspero/ los pastos duros/ las chapas del techo
voladas
y las débiles paredes de la casa en donde resisto
a veces
encuentro
pocillos, cacharros pintados por algún hombre/ ¿mujer?
que puso los colores en orden
para que los ojos se aliviaran en la contemplación de unas líneas amarillas y ocres
más allá
más allá


© Inés Legarreta

6 comentarios:

Blogger Clelia Bercovich ha dicho...

Nunca se sabe cómoes que las débiles paredes se transforman en fuertes, cómo lo nunca visto y apreciado era tan vital,aunque el pasto sea duro, ni cómo es el interior del que clasifica por colores y se facilita el mundo. Tampoco sabía yo que había seres cenestésicos, que conectan cualidades con colores, decime con qué número conectás al amarillo, y con qué color la letra A? Pues hay una media...de respuesta infalible. En cada incidente o accidente se abre una nueva puerta,doy fe,
mi bella poeta. Un abrazo de Clé

22 de noviembre de 2015, 15:56  
Blogger Inés Legarreta ha dicho...

Gracias por tu comentario Clé. El amarillo es el dos, la letra A es blanca. Beso y abrazo, Inés

25 de noviembre de 2015, 5:53  
Anonymous Mariasilvia ha dicho...

Me gusta esa contraposición de la casa con los colores en orden "para que los ojos se aliviaran". Y esa fuga a "más allá"...

26 de noviembre de 2015, 2:33  
Blogger Griselda Rulfo ha dicho...

Los colores significan tanto. Igual que las palabras. Esta combinación hacen de este poema una belleza que cala hondo

27 de noviembre de 2015, 12:10  
Blogger Inés Legarreta ha dicho...

Gracias por los comentarios, amjgox.unabrazo ines

29 de noviembre de 2015, 10:13  
Anonymous Anónimo ha dicho...

David Sorbille dijo...
Muy buen poema! Un abrazo

29 de noviembre de 2015, 19:28  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal