21/11/15

Poema de Rolando Revagliatti



Introito 

¡Tengo tantas cosas
estúpidas para decirte!

A tu volubilidad
exasperada
mi barniz lechuguino
le otorga una proyección
conservadora

Beberás
el transparente néctar
de mi inconsistencia
con la deliciosa imprecisión
de tu ansiedad
parasitaria

Confío en que
me captarás
perfectamente.



© Rolando Revagliatti

9 comentarios:

Blogger Ricardo Juan Benítez ha dicho...

¡Ah, Rolando! Esa fina ironía, ese humor zumbón, esa elegancia... sólo falta tu manera tan peculiar de decir.

21 de noviembre de 2015, 14:28  
Blogger Inés Legarreta ha dicho...

Me gusta el tono irónico de los versos que llevan a ese final. Abrazo, Inés.

21 de noviembre de 2015, 16:03  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Como siempre termino leyendo tus poemas c
sonriendo sola.
ironía y dulzura al mismo tiempo.
Saludos
Anahí Duzevich Bezoz

21 de noviembre de 2015, 18:13  
Anonymous Anónimo ha dicho...


Caramba! ¡Cuánta palabra abigarrada y desmadrada para decir dulcemente que la querés! Pero a veces, la imposibilidad es así. Sardónica por lo tímida.
Me encantó.

Abrazo.

Alicia Márquez

21 de noviembre de 2015, 18:53  
Blogger sacanueces ha dicho...

me encantó! gracias por compartirlo, francisco

21 de noviembre de 2015, 20:25  
Blogger Roxana Palacios ha dicho...

genial

22 de noviembre de 2015, 1:00  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Sólo vos podías escribir esta cruza entre luciérnga y moscardón... muy bueno.

Claudio Simiz

25 de noviembre de 2015, 17:08  
Anonymous Pauli ha dicho...

Cinico, pero con humor.Me gusta

28 de noviembre de 2015, 11:59  
Blogger Rolando Revagliatti ha dicho...

Ricardo, Inés, Anahí, Alicia, Francisco, Roxana, Claudio, Pauli, reconfortan más que nunca vuestros comentarios. Los agradezco tanto. Y los abrazo.


Rolando

*

5 de diciembre de 2015, 21:33  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal