16/8/15

Poema de Rubén Vedovaldi


PADRE VIVO DE LA PATRIA GRANDE 

nunca te escribí un solo verso 
padre 
porque no soy digno de ti 

pero se abrieron las anchas puertas 
y vinieron los negros descalzos 
los campesinos azotados 
los analfabetos 

y llovían los días violentos 
los vientos de fuego 
caían los hijos en la selva en el monte 
en el asfalto 
subía más hijos al grito 
a romper la estrechez del egoísmo arcaico 

y llovías padre 
pecho a las balas y la mira alerta 
el hierro se hizo justicia 
justicia revolucionaria 

siempre criticarán esa justicia 
los apoltronados cerdos 
los voceros mercenarios 
dictador asesino dirán 
régimen de hambre y explotación dirán 
terrorismo 
gobierno del miedo dirán 
los que acribillan a Kennedy por dar derecho al negro 

y seguirá lloviendo padre 
sed de justicia humana 
desde abajo padre 
desde el cielo de tierra para todos 
desde el cielo de escuelas para todos 
y salud para todos 
deporte para todos cultura para todos 
padre 

pero no brotan como lluvia los grandes padres 
la solidaridad obrera 
la mano que comparte la lucha y el trigo 
pero no brotan quijotes de la nada 
padre 

engordan financistas y banqueros 
engordan sindicalistas conciliadores 
democracias de dame o te hago la guerra 
progreso mataindios engorda en latinoamérica 
progreso matanegros engorda en áfrica 

y llueve el sida padre 
el saqueo global 
el narcotráfico 
el contrabando la trata el secuestro 
en un mundo del hombre lobo del hombre 
donde no sobran fideles 
padre 
fieles hasta la muerte 
fieles contra la lluvia de cobarde egoismo 
consecuentes hasta la patria o muerte 
como vos, padre 



© Rubén Vedovaldi

1 comentarios:

Blogger WALTER MONDRAGÓN ha dicho...


este un poema necesario. la vindicación de lo político que también es poema.
Gracias

9 de septiembre de 2015, 13:31  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal