3/8/15

Poema de Mónica Angelino



   "el viejo" 

setenta y ocho años
exquisito guiso de lentejas
nos hizo mi padre 

no quiso que mi hermana
lavara los platos
(no sea cosa que se desate

tormenta      yo nunca lo intento ) 

"porque como los lavan no me gusta..."
"porque yo sé donde poner las cosas..."
"porque ustedes gastan mucho agua..." 

porque
seguimos siendo pequeños
y si mamá no está
papá nos cuida 

"y vos dejá ese bastón y
quedate sentada
a ver si te caes" 

y yo me quedo sentada
con mi vasito de cerveza
panza llena de rezongos
saboreando el amor
que mi padre
-con palabras que no dice-
condimenta
ese guiso que en julio
nos pone de verano 

en los respaldos de las sillas
cuelgan los sacos.  



© Mónica Angelino

15 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

bella escena familiar poblada de amor. qué disfrute este poema!ªsusana zazzetti

4 de agosto de 2015, 11:01  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Bello poema!!!
Abrazo!

Tere Vaccaro

4 de agosto de 2015, 12:27  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Como un cuadro realiste, muy bueno Monica,abrazos

Silvia Loustau

4 de agosto de 2015, 12:28  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Me gustó mucho tu poema Monica! Un beso, Dolores Pombo

4 de agosto de 2015, 17:31  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Padre que miman a los hijos adultos por su esencia de padre-todo, qué belleza. Un abrazo
Betty

6 de agosto de 2015, 0:49  
Anonymous Anónimo ha dicho...

ese amparo mónica que pese a la edad estará siempre en el guiso de lentejas, en el amor explícito en el consejo. vívelo, vívelo ahora, por favor. tq. susana zazzetti.

7 de agosto de 2015, 10:28  
Anonymous Anónimo ha dicho...



El amor. Una absoluta maravilla de poema.
"ese guiso que en julio nos pone de verano". Eso es el amor.

Beso grande.

Alicia Márquez

7 de agosto de 2015, 13:16  
Blogger Elisabet Cincotta ha dicho...

Lágrimas deja tu poema, lágrimas de amor.

Abrazos
Elisabet

8 de agosto de 2015, 19:06  
Blogger graciela noemí barbero ha dicho...

Poemazo! se percibe el aroma del guiso de lentejas en el amor familiar.
Un abrazo
Graciela N Barbero

8 de agosto de 2015, 20:10  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Un privilegio hecho poema..emociona imaginar a ese padre cocinando las lentejas para sus hijas.
Cariños
Juany Rojas

8 de agosto de 2015, 22:18  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Querida Mónica no cabe otra palabra que no sea AMOR. Un abrazo. Vic

10 de agosto de 2015, 10:37  
Anonymous Maria Marta Donnet ha dicho...

Mónica ! Qué belleza !! Muchas gracias por la emoción !!!

14 de agosto de 2015, 19:06  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Es hermoso, tiene forma, color y movimiento.
Bello poema.

15 de agosto de 2015, 18:33  
Blogger Adriana ha dicho...

Encantador, tu texto, Mónica. Tiene la dulzura y la delicadeza de tu alma grande y profunda. Belleza sin estridencias. Me gustó mucho. Gracias por esta caricia poética. Un abrazo. Adriana Maggio

16 de agosto de 2015, 10:12  
Anonymous Anónimo ha dicho...

David Sorbille dijo...
Querida Mónica: un poema que refleja la vida misma en una escena familiar que conmueve. Un abrazo

23 de agosto de 2015, 23:12  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal