3/8/15

Poema de Flora Levi


 
Los viernes a la tardecita llega mi nieto
Soy yo –me grita-
abro la puerta
me confundo en su mirada
en los brazos que se ajustan a mi cuerpo
me deja vacía
y corre
llama al abuelo
abre la puerta del placard
saca la pista,  los autos, la locomotora
Yo preparo la comida
más tarde, pegamos semillas
en hojas de otoño 
hacemos corazones de plastilina
para mamá aclara, me obliga al paquete con moñito.
Es tarde,  refriega sus ojos y  resiste
se acuesta a mi lado en la cama grande
toma mi cabello, lo acaricia y me dice
“que lindo tu pelo baby”
Y yo siento que el mundo vale la pena.


© Flora Levi

6 comentarios:

Anonymous betty badaui ha dicho...

Un cuadro familiar para disfrutar, poema que se disfruta.
Un abrazo
Betty

6 de agosto de 2015, 0:45  
Anonymous Anónimo ha dicho...



Bello hasta la lágrima.

Un abrazo grande.

Alicia Márquez

7 de agosto de 2015, 13:17  
Blogger Elisabet Cincotta ha dicho...

Renacer en los nietos, bello poema.

Abrazos
Elisabet

8 de agosto de 2015, 19:04  
Anonymous Anónimo ha dicho...

realmente fascinante ese cuadro, es como si lo viera.
Con mi admiración
W.

9 de agosto de 2015, 11:49  
Blogger Liliana ha dicho...

Me encantaron tus poemas en Abrazo de voces. Y no fue una ilusión auditiva. Mi voto fue positivo.

14 de agosto de 2015, 16:26  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Inmenso poema desde cualquier lado que se lo lea e interprete...


abrazo fuerte.


Cynthia Rascovsky.

24 de agosto de 2015, 13:17  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal