18/8/15

Poema de María Marta Donnet




# Femicidio 

Una rosa se abre entre las piernas 
cada mes. Y te honra. 
Hijo  padre  amigo  hermano. Hombre. 

Derrama sus cándidos pétalos en este mar 
de pasto. Y da luz. Y te honra. 
Prepara su vientre para resguardarte. O para 
esperar el próximo brote. La próxima azucena. 

Entre plumas de aire te aguarda. Estallan 
las semillas en lunas de carne. Y te honra. 
Coros de inocentes en el Edén esperan 
la marejada blanda. De ese cuerpo 
que cosecha flores y horizontes. 

Cada niña es una madre. Cada adolescente 
es una madre. Una sola mujer somos todas las 
madres. Y te honramos hombre. Y te pedimos hombre 
que comprendas. No se hiere. No se viola. No se 
mata. A la madre 
que te engendra.



© María Marta Donnet

6 comentarios:

Blogger Inés Legarreta ha dicho...

Un bello homenaje a las mujeres, un dulce pero severo recordatorio a los hombres...gracias! Inés legarreta.

21 de agosto de 2015, 16:29  
Blogger mariel monente ha dicho...

Palabra profunda y bella.

23 de agosto de 2015, 20:11  
Anonymous Anónimo ha dicho...

David Sorbille dijo...
Estremecedor poema! Un abrazo

23 de agosto de 2015, 22:54  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Impecableeeeeeee...


Besos muchos.

Cynthia Rascovsky

24 de agosto de 2015, 13:10  
Blogger Elisabet Cincotta ha dicho...

Excelente poema, con un hilo conductor lógico y un final que apela a su comprensión.

abrazos
Elisabet

24 de agosto de 2015, 16:56  
Blogger Maju ha dicho...

Un poema delicadísimo y contundente a la vez. También me estremeció su lectura.
Gracias!
María Julia Druille

25 de agosto de 2015, 21:47  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal