29/6/13

Poema de Rubén Gómez


(receta) 

el viejo rompió la madrugada de un salto /
y con un fósforo / encendió los leños de la cocina y alguna penumbra /
picó cebolla y ajo y pimiento / del rojo /
llenó de agua la olla de noche y la puso a hervir /
va a tardar dijo el viejo / y puso más leños y más sombras en la cocina /
peló papa y zanahoria / no hay nada más / dijo el viejo /
y pateó el cajón que se hizo astillas contra la pared / también el cajón a la cocina /
y el fuego en su apogeo /
y la olla más noche / con su balbuceo ahogado a borbotones /
puso cebolla y ajo y pimiento / papa y zanahoria en la olla / el viejo /  
y esperó a que el aroma le hiciera cerrar los ojos /  
después tomó el hacha / puso su mano derecha sobre la mesada /  
y la cortó a la altura de la muñeca /  
con la izquierda la metió en la olla /  
vio como el rojo escribía poema en la madera /  
en la mesada / en el piso /  
y el viejo rió y rió /  
no estaba en la mano / dijo el viejo  
mientras se desplomaba /  
desnudo  
escrito /  
rojo // 

© Rubén Gómez

 

4 comentarios:

Blogger Nerina Thomas ha dicho...

qué fuerte Rubén!!
Abrazo

29 de junio de 2013, 21:07  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Me salpicó el rojo del poema con su crudeza.
Maria Cristina FErvier

30 de junio de 2013, 16:35  
Blogger LIDIA CARRIZO ha dicho...

ASÌ DE REPENTE CUANDO PARECÌA QUE TODO SE DESDARROLLA SIN PROBLEMA ALGUNO ... ASÌ TODOS VAMOS HACIA EL HORIZONTE ... HACIA LA INCERTIDUMBRE.
LIDIACC.

4 de julio de 2013, 19:57  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Ruben con este poema creo que has inventado un nuevo genero en la poesía, la poesia de suspenso o un thriller poetico.

Me gusto, me gusto bastante.

Un abrazo

Carmen Amato

7 de julio de 2013, 19:29  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal