20/5/20

Poema de Cinthia Hamlin



El roble de mi escritorio  

         I

Dibujo firuletes
con el dedo
sobre el roble de mi escritorio
recorro los rayones y surcos
que le dejaron
las cuatro mudanzas
los desando
y vuelvo
a esas casas cobijo

En Tucumán y Agüero
vos fuiste mi primera casa
vos, esa habitación que compartimos
y tus charlas
en mis noches de insomnio
con té de tilo y galletitas

Cuando llegué
mi escritorio yo
y una valija de libros
me abrazaste
tantas veces fantaseamos
con vivir juntas
íbamos a compartir todo
Nos dividimos el armario
y te elegiste un cajón
del escritorio
justo ese
del que siempre se salía
la manijita
hasta que un día no apareció más
y me enojé
o me entristecí no me acuerdo
se arruinó mi escritorio
me lo regalaron a los once
papá y mamá
pero me duró un rato nomás
la tristeza
me hacías reír y me olvidaba
de todo

© Cinthia Hamlin

2 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

El roble tan tradicional y tan noble!!!
Gracias por compartir tu poema.
Tere Vaccaro.

21 de mayo de 2020, 10:43  
Blogger cinhamlin@gmail.com ha dicho...

Ay Gustavo, recién veo esto (son días se locos!) Miiiil gracias por compartir!!

24 de mayo de 2020, 22:02  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal