24/4/20

Poema de Elisabet Cincotta


  

soñaba con la perfección
exigencia inútil
mamá luchaba con el moño de mi guardapolvo
tan durito
tan almidonado
tan planchado
el lazo debía estar equilibrado
las tablas sin ninguna línea demás

tanta perfección
demasiada
que no sirvió de nada

o sí

comprendí que el mundo no es perfecto
que si así lo fuese sería aburrido
que de las diferencias nace la alegría
que vos y yo no nos parecemos
que vos y yo podemos abrazarnos
aunque a veces no coincidamos

© Elisabet Cincotta

6 comentarios:

Blogger Elisabet Cincotta ha dicho...

Gracias, Gus, por publicar mi poema.
Abrazos
Elisabet

24 de abril de 2020, 19:51  
Anonymous Anónimo ha dicho...

siempre un regocijo leerte Elizabet.
Saludos.
Anahí Duzevich Bezoz

25 de abril de 2020, 22:49  
Anonymous Noemí Correa Olivé ha dicho...

Elisabet, de todo aprendemos, y la infancia es un libro abierto. Bello poema, gracias, Abrazo!!

27 de abril de 2020, 14:51  
Blogger Olga Liliana ha dicho...

Abrazarnos en la diferencia. Ese sería el mundo mejor que deseamos.

28 de abril de 2020, 17:17  
Blogger norma ha dicho...

sobre las diferencias que equilibran, un abrazo, amiga!

2 de mayo de 2020, 17:40  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Qué bien dicho.
Gran observadores los niños, grandes maestros.

13 de mayo de 2020, 17:33  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal