24/4/20

Poema de Carlos Morteo



Cóndor

hasta que la luna
las manos mas colosales del aire
largas palmas     sus dedos
                señalan otros rumbos

vuelan el sueño del cóndor
no quiere devorar las carnes
dice
       voy adonde el aire no es de todos
de esos devotos que hablan
de cualquier fe y roban las carnes
dice
    mi fe es el aire que me sostiene

sobre las mansiones de piedras
                         el vuelo    la muerte

© Carlos Morteo

2 comentarios:

Blogger norma ha dicho...

mi fe es el aire que me sostiene...gracias, Carlos!

2 de mayo de 2020, 17:41  
Blogger Silvina Vuckovic ha dicho...

Hermoso, intenso poema

5 de mayo de 2020, 15:48  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal