3/3/20

Poema de Fabio Cardarelli





Esa mujer cocina para los dioses,
lo supe cuando la vi elevarse
en un trapecio de fantasmas
 y me emocionó hasta el fin
 caza animales de una selva oscura
 los mixtura con hojas pecioladas
 machacadas en el mortero de sus ojos

    -el secreto no está en los ingredientes
    sino en las combinaciones-

cuando los hombres muerden
un bocado de su pan ázimo enloquecen
y la quieren tener
de hermana madre hija
de padre o amante
o santa de cal o en una estampa
pero resbala inasible como un pez
de otros océanos

               esa mujer
que ya sabe que la tierra
no es plana sostenida por elefantes
dice que cocinará para el que sobreviva
y los tontos olvidan
que solo los dioses perduran
levantan sus yelmos
agitan su escalpelo
relinchan sus bestias profanadas
y sucumben finalmente
en una guerra fría

esa mujer cocina para los dioses,
se nota sobre todo
cuando mira
esa montaña de cadáveres
porque de allí
 de cada una de esas partes
extrae el menú
de cada día.

© Fabio Cardarelli

5 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

me conmovés, como siempre. qué bueno escucharlo en tu voz. espero que sea el 14, en el café. susana zazzetti.

4 de marzo de 2020, 10:20  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Tan beĺlo!Conmovedor!
flora levi

4 de marzo de 2020, 15:35  
Blogger Ana Romano ha dicho...

Excelente poema con unos versos finales que sorprenden.
Ana Romano.

6 de marzo de 2020, 12:40  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Magnífica entrega de un gran poeta! Celebración por tu "Truco de espejos", de Lago Editora. Saludo afectuoso desde Córdoba, Alfredo Lemon

6 de marzo de 2020, 17:57  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Perfecto. No se puede decir mejor. Belleza y emoción, imágenes únicas. marta comelli


30 de marzo de 2020, 18:58  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal