28/2/20

Poema de Patricio Foglia



a mi jefa
nunca le vi la cara
aunque soñé con ella dos o tres veces
ella tampoco vio jamás la mía, pero le bastaba
que yo supiera de la camarita ahí arriba,
colgada
que todo lo vigila,
en un penitenciario blanco y negro
hasta que descubrí que no estaba
enchufada y me reí,
me reí en el trabajo
pensando en la pobreza
de su querido panóptico

© Patricio Foglia

2 comentarios:

Blogger María Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

El poder de la visión imaginada pesa más que el ojo del que cree vigilar. Bien!

29 de febrero de 2020, 12:41  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Excelente tu ironía poética Patricio! Además, una situación muy real!. Saludo desde Córdoba, Alfredo Lemon

1 de marzo de 2020, 10:13  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal