2/11/19

Poema de Sonia Rabinovich





A veces con la lluvia  vuelve,
pico filoso,
abriendo el hueco del pecho.
La nada oscura otra vez.
Vuelve
seda arrugada de su piel
armando la túnica
de antiguo dolor.
Vuelve filoso a recordarme
sus cielos ocultos de maravilla
y cuando todo es nada
solo miro su pañuelo
en la mano , agarradito,
como si al soltarlo
algo más allá
se perdiera, se volara,
cayera en un abismo. 

                                                     
© Sonia Rabinovich

6 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

A veces cuando los recuerdos, los miedos, la nostalgia o el dolor aparecen, nos dejan poemas así, como el tuyo. Gracias
Belkys

2 de noviembre de 2019, 17:44  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Los miedos hacen eso.Paralizan. Mi admiración siempre Sonia!!

3 de noviembre de 2019, 0:54  
Blogger Magdalena ha dicho...

Entrañable vivencia hecha poema. Conmueve.

3 de noviembre de 2019, 10:05  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Querida amiga justo leo tu hermoso poema y escribo estas líneas un martes grisáceo y lluvioso en Córdoba. Siempre agradable saberte plena en tus versos justos! Te abrazo grande! Bendiciones! Alfredo Lemon

5 de noviembre de 2019, 11:27  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Querida Sonia, siempre brava y profunda tu poesía. Griselda Rulfo

5 de noviembre de 2019, 12:34  
Blogger Leonor Mauvecin ha dicho...

Como ese pañuelito apretado en esa mano doliente es este poema que estruja el corazón pero nos envuelve su belleza .Abrazos

8 de noviembre de 2019, 21:08  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal