1/11/19

Poema de Juan Fernando García




Año Nuevo 

Esta vez no esperamos
que dieran las 12.
No miramos con ansiosa
intermitencia
los minutos
que nos sacarían
de este año incierto. 

Llegó la hora
de pronto
¡son las 00!

y ahí nos abrazamos
chocamos por undécima vez
las copas transpiradas.

Subimos a la terraza
y vimos Almagro
iluminado
de cientos de fuegos
que estallaban.

Desde un ángulo
privilegio la escena:
una familia elegida
por sobre la sangre
 licuada en la pelea. 


Y nos veo reír, brindar
por los deseos
de un año venturoso,
mientras la política nos exige
alertas del mañana.
Por eso brindamos
y por las palabras,
que no falten

en las bocas y entre las copas
que se van chocando,
dieron las 2 de la mañana
y hora de empezar el baile:
la hermandad del post 40
que reclama ritmo,
amigos de la vida. 


Estoy solo ahora,
son las 6 de la mañana.
Miro a Fabián
durmiendo a mi lado
miro las fotos que sacamos
del flash enceguecidos
y vuelvo a reír y brindar
con aquellos que la vida
ha fundido en amor verdadero.

En esta foto la luna,
enorme, que llega con el fin
del primer día del año.


2 de enero de 2018


© Juan Fernando García

1 comentarios:

Anonymous susana szwarc ha dicho...

Hermoso poema que nos va preparando para las fiestas. Y por el privilegio de la escena, así como el de leerte. Abrazo!

4 de noviembre de 2019, 2:32  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal