3/11/19

Poema de Claudia Molina


  

A veces me parezco al Cristo crucificado
cuando duermo boca arriba
y coloco un pie sobre el otro
cuando bajo la cabeza
porque me dejé callar
y sangra la falta de amor en mí
mi corona de espinas.
Me rebelo ante mí
primero
luego                    al resto.
No se salvó ni el hijo de Dios
tampoco nos salvaremos nosotros
de nuestra propia cruz.

Somos cristos crucificados
en el hacer de la vida.

© Claudia Molina

2 comentarios:

Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Mucha verdad en el decir!!

4 de noviembre de 2019, 7:55  
Blogger Belkys Sorbellini ha dicho...

Fuerte. Muy bueno.

7 de noviembre de 2019, 20:14  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal