14/8/19

Poema de Juan Fernando García


  

Arrastra una música ideal, este
invierno del Delta. Los instantes
que van del murmullo matutino
de pájaros, a las casuarinas insistentes:
silbidos de amistades trabadas
en la misma selva inmaterial
que es su intemperie.

Cielo celeste en el domingo
remontando las curvas suaves
kilómetro a kilómetro
de nuestro Carapachay.

Puras amabilidades
para los que atravesamos
con estilo encebollado y serio
las tibiezas de un sol que dura poco.

Oro en las copas de los árboles oro
en los muelles.


© Juan Fernando García

2 comentarios:

Anonymous susana szwarc ha dicho...

Qué precioso, qué precioso. Muchas gracias Gustavo por publicar este poema. Y por suerte tengo el libro. Ahora voy a buscarlo.
Abrazo grande Juan Fernando García.

17 de agosto de 2019, 20:08  
Blogger Adela ha dicho...

Leerlo, es como estar ahí.

18 de agosto de 2019, 19:32  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal