14/8/19

Poema de Leonor Mauvecin




LA FLOR DE ALGARROBO 
                                    
En mi lecho blando, en mi vientre de paloma.                                                     
Glauce Baldovín


Me regalaste una flor de algarrobo de engañoso perfume.
Me diste de comer el fruto amargo y su sabor oscuro penetró mi cuerpo.
Tu pelo, viento  rubio, enmudeció mi boca.
Tus ojos y mis párpados guardaron  la memoria
                           en una membrana ciega
donde todo se olvida.

Pero  defendí, sin embargo, esa flor de algarrobo
                  en mi lecho blando
                         en mi vientre de paloma.


© Leonor Mauvecin

7 comentarios:

Anonymous Belkys Sorbellini ha dicho...

Defender la ilusión, la esperanza, hermosas metáforas. Gracias

15 de agosto de 2019, 8:54  
Blogger Raquel Graciela Fernández ha dicho...

Tan hermosa la poesía de Leonor!!!!

15 de agosto de 2019, 15:03  
Anonymous Anónimo ha dicho...

grandioso leo el uso del epígrafe. gran poema! un abracito. susana zazzetti.

15 de agosto de 2019, 15:05  
Blogger Alicia ha dicho...



Es lo que vale la pena defender.
Gracias por tan bello poema.

Un abrazo,

Alicia Márquez

17 de agosto de 2019, 14:19  
Anonymous Anónimo ha dicho...

HERMOSO LEONOR!
saludos
Anahí Duzevich Bezoz

17 de agosto de 2019, 14:23  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Siempre brilla tu alma en el poema, es el espejo de una vida feliz, armoniosa. Placer leerte siempre!!

19 de agosto de 2019, 15:45  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Qué hermosa defensa de lo bello.
Verónica M. Capellino

22 de agosto de 2019, 12:06  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal