7/8/19

Poema de Eduardo Mileo



Con la vista en el horizonte

El sin trabajo se quedó sin luz:
se lo tragó la verdad.
Ni acomodarse pudo: vacío
como silueta forense.

¿Por qué esperar del mundo una respuesta?
¿Qué sabe de uno la noche?
No hay fuera de las manos una acción.

Sólo lo inmóvil persevera:
lo demás es del viento.


© Eduardo Mileo

5 comentarios:

Blogger Mónica Angelino ha dicho...

Tu poema pega duro, Eduardo!!

Besosss

8 de agosto de 2019, 11:45  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hola Eduardo: terrible realidad que no puede soslayarse, ese quedarse "sin luz" literal por el alto precio de los servicios y además metafóricamente por la ausencia total de esperanza. Lo expresaste con fuerza y se transmite en todo su dolor, más terrible porque "No hay fuera de las manos una acción".
Un poema necesario
Irene Marks

17 de agosto de 2019, 14:04  
Anonymous Anónimo ha dicho...

bello. ¿Por qué esperar del mundo una respuesta? frase sin apegos, maravillosa libertad
Patricia Corrales

22 de agosto de 2019, 10:29  
Blogger Ines ha dicho...

Breve, contundente; se abre en el final a una desesperanza existencial. Muy bueno. Abrazo, Inés.

25 de agosto de 2019, 19:07  
Anonymous Anónimo ha dicho...

El horizonte del poeta es incierto y su esperanza se ha quedado sin luz. Muy buenas imágenes, reales y simbólicas, equilibradamente. Alfredo Lemon

27 de agosto de 2019, 17:38  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal