7/8/19

Poema de Santiago Morinigo



PLEGARIA DE UNA MUJER

No soy puta
           Soy una mujer
Una mujer engañada
                  Vilipendiada
                  Escupida
                  Lapidada
                  Ajada

Los bastardos
que me trajeron al infierno
andan en sus autos lujosos
rezando a un dios
que no existe
llenando su boca
de amor por sus hijas
            Y sus virtudes

Soy hija perdida en el desamparo
Soy lo oculto entre luces de neón

Aún tengo sueños
aunque viva en esta pesadilla
de mil sueños perdidos
Transeúnte convicta
entre la gente de bien
rostro desteñido
en afiches de búsqueda

Soy la doncella
de las lágrimas escondidas
Araño quimeras
en la desolación y su penumbra
Corrompen mi cuerpo
mas mi mente
y mi alma
son incorruptas

No hay reglas
ni leyes
en esta cruel distopía
El amor es una utopía
en mis cárceles de oro o barro

Soy mujer que busca libertad
que busca redención
que busca amor
en la oscuridad absoluta
donde lentamente desvanece mi ser

Alzo mi voz a lo más alto
y el que quiera oir qur oiga

     ¡Aquí hay una mujer
        Y no una puta!.


© Santiago Morinigo

3 comentarios:

Blogger Mónica Angelino ha dicho...

Es muy interesante tu poema. Mucho padecer en la desolación.

Besosss

8 de agosto de 2019, 11:39  
Blogger santicefiro ha dicho...

Muchas por tu lectura y comentario amiga mia. Cordial saludo.

17 de agosto de 2019, 14:54  
Blogger santicefiro ha dicho...

Mí amiga muchas gracias por tu lectura y comentario. Cordial saludo.

17 de agosto de 2019, 14:56  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal