5/8/19

Poema de Dardo Festino





RECESIÓN

Cuando llora un obrero
la historia de la tierra tiembla con su espalda
la altura de los rascacielos
se inclina ante la sangre
Cuando llora ese albañil de arena
el amor y el cansancio
apoyan sus ojos infinitos
suben a sus manos de cal
y no hay vergüenza que tape el sol
Cuando un obrero llora
el cielo se aleja de los huesos
la semilla esconde el pan
las flores cierran el perfume
apagan el día

© Dardo Festino

1 comentarios:

Blogger Mónica Angelino ha dicho...

Genial en tu poema esas imágenes que golpean los ojos, Dardo!

Besosss

8 de agosto de 2019, 11:42  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal