2/1/19

Poema de Osvaldo Víctor Fernández




Hay una hora
elegida para morir,
no tiene que ver
con un corazón
que se detiene
o con una corona
sobre la pared.
A veces
se muere por un milagro;
el ataúd
puede ser
una esquina cualquiera,
sólo basta
que faltes a la cita
para siempre.

© Osvaldo Víctor Fernández

5 comentarios:

Blogger Olga Liliana ha dicho...

La ausencia es la muerte.

3 de enero de 2019, 17:58  
Anonymous Anónimo ha dicho...



Excelente poema, Osvaldo.

Abrazo,

Alicia Márquez

4 de enero de 2019, 11:05  
Blogger Adriana ha dicho...

Bellísimo poema de amor. Gracias, es un placer leerte. Un beso. Adriana Dirbi Maggio

6 de enero de 2019, 14:04  
Blogger Romina R Silva ha dicho...

Tremendo, me gustó leerte.

Abrazo


Romina

12 de enero de 2019, 16:26  
Blogger Adela ha dicho...

Melancólico. MB.

27 de enero de 2019, 22:47  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal