2/1/19

Poema de Mónica Aramendi





La lengua seca lame el desierto.
de palabras inexistentes.
Sueño crear el nuevo lenguaje,
un tiempo que signe eternidades.
En mis pasos de hoy.
la lengua seca
escribe lo que puede,
arropa voces,
construye la ausencia.
La lengua seca
busca lo innombrable,
busca en desespero
otra, otra, otra palabra.
Busca en vano.
La palabra será
en el tiempo del silencio de Dios.

© Mónica Aramendi

3 comentarios:

Blogger Isabel ha dicho...

Muy buen poema, MÓNICA. Un abrazo Isabel Llorca Bosco.

7 de enero de 2019, 22:26  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Mónica, un puro poema de búsqueda, lo innombrable no creado y lo viejo a revivir, mientras el desespero, los silencios. Llegará. Bien dicho, me gustó. marta comelli

14 de enero de 2019, 21:31  
Blogger Mónica Angelino ha dicho...

La palabra será!

Besosss

15 de enero de 2019, 22:42  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal