2/1/19

Poema de Clarisa Ollivier




¿Cuánto ha de callar
aquí
bajo tierra
para que sea el ámbar
en nuestro escarpado corazón?

¿Qué osó atrapar
una gota de resina y sangre
para siempre?

© Clarisa Ollivier

Etiquetas:

5 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Como los jueju o los haikus, tu poema necesita lectura lenta. Relectura. Silencio. Otra vez lectura.
Lo leí hace muchos días. Seguí con la lectura de otros textos de aquí y de allá.
Recién hoy llegué a la lectura que merecen sus preguntas. Y al centro de la resina y la sangre. A la belleza.
Verónica M. Capellino

6 de enero de 2019, 9:28  
Anonymous María Marta ha dicho...

Un poema etéreo. Gracias Clarisa !

6 de enero de 2019, 10:34  
Blogger Romina R Silva ha dicho...

Conmovedor. Gracias

6 de enero de 2019, 13:41  
Anonymous Silvina Vuckovic ha dicho...

Bello, Clari

12 de enero de 2019, 22:13  
Blogger Olga Liliana ha dicho...

Bellísimo.

13 de enero de 2019, 18:51  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal