12/6/18

Poema de María Laura Coppié



Retirada 

En la tarde cansina,
el sol del domingo
apenas rozaba el monte.
Cuatro ojos seguían su recorrido
hasta enceguecer.
Ocho menos cuarto.
Nos íbamos del improvisado hogar de cuatro
al ritmo de la percusión de los pájaros.
Chascomús sin nosotros
se quedaba ciego también.

Pero entonces el viento cambió,
y alteró  las cosas que realmente importaban.
Él con su don –o maldición- de ver más allá
supo que ya no tendríamos atardeceres.

Hoy a esa misma hora
espero la sombra de su paso inconfundible,
me asomo esperando escuchar
su voz oscura llamándome
como una furiosa serenata.
Me siento frente a las ventanas,
a todas, a cualquiera
y recuerdo cuando les huíamos
a las transparencias y a los testigos.
Mientras escribo esto
del cuaderno cae muda
la astilla del sándalo
que supo encender nuestro fuego
y trae la certeza
de que no habrá perdón
por no volver siquiera al roce.
No me voy a ir sin hacer ruido,
aunque por los dientes se cuelen
las contradicciones.
Hasta a los perros
se les da tres posibilidades de mordida
antes de determinar su rabia.

© María Laura Coppié

7 comentarios:

Blogger Noemí Correa Olivé ha dicho...

Excelente, Ma Laura!!! Intenso, con fuerza que contagia! Gracias!!

12 de junio de 2018, 15:34  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Un comienzo con la naturaleza y el amor en su estado puro, gozoso; los cambios suelen ser duros a veces, duelen.
Este poema tiene garra, atrapa.
Un abrazo.
Betty Badaui

12 de junio de 2018, 23:22  
Blogger M. Alice Bragança ha dicho...

Forte. Belo.
Parabéns.

12 de junio de 2018, 23:30  
Blogger creactivo ha dicho...

Es tremendo malala este poema. Cada día le encuentro nuevas significaciones . Hermoso
Diego bennett

15 de junio de 2018, 0:48  
Blogger graciela noemí barbero ha dicho...

Y no te fuiste sin hacer ruido. Muy bueno!!!
Un abrazo Graciela Barbero

15 de junio de 2018, 15:37  
Anonymous Anónimo ha dicho...



Tremendo poema, Malala. Impecable en toda su bronca, nostalgia, melancolía y rabia.

Un abrazo,

Alicia Márquez

21 de junio de 2018, 13:31  
Anonymous Anónimo ha dicho...


"Mientras escribo esto
del cuaderno cae muda
la astilla del sándslo"belleza
Floralevi

23 de junio de 2018, 16:51  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal