5/6/18

Poema de Carlos Alberto Roldán



lleno de siempres el recuerdo 
no contempla ese ruido lateral que va cortando 
nuestra carrera al arco 

no ve/ no quiere/ le hace falta no ver 
que la burbuja de oro tiene un malevolente puesto 
en su zanjón/ en su recodo siniestro del camino 

y nos pasa por venirnos tan solos tan 
inesperantes tan entregados 
a la boba alegría de los simples 

nunca aprendimos a soñar 
y no se hacía sin el sueño artillado

nunca nos educamos al amor 
a su riesgo frecuente 

y yacemos quebrados a diez metros 
mientras celebra la mala sed su día


© Carlos Alberto Roldán

2 comentarios:

Blogger Elisabet Cincotta ha dicho...

Y yacemos quebrados, me gustó mucho tu poema.

Abrazos
Elisabet

5 de junio de 2018, 19:44  
Blogger Carlos Alberto Roldán ha dicho...

Gracias, Elisabet. Siempre ahí, cerquita.

10 de junio de 2018, 13:18  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal